Expresarse con propiedad en el trabajo

El ser un profesional no sólo significa haber terminado una carrera y estar ejerciéndola, también significa conducirse con la propiedad que implica serlo, sobretodo y en el lugar de trabajo.

Existen casos en los que la manera en que un profesionista habla o se expresa, pueden afectar la percepción que otros colegas tienen de él, tanto para bien como para mal, ampliando o estrechando sus posibilidades de avanzar en su carrera profesional.

Un estilo de hablar impropio para un lugar de trabajo puede terminar por arruinar las perspectivas laborales de cualquiera, además de que suele convertirse en un punto más difícil de modificar y de lidiar a medida que se va escalando de jerarquía, ya que al ascender en la escalera laboral, es lógico que cada aspecto del lenguaje y de la totalidad de la persona sea sometido a un escrutinio más intenso.

Afortunadamente, la mayoría de la gente realmente no necesita un cambio radical en su forma de hablar, lo único que necesitan es mejorar una o dos cosas que pueden hacer la diferencia, las cuales se pueden resumir en lo siguiente:

  • Hacer conciencia y buscar retroalimentación. Como en todo problema, el primer paso para solucionarlo es aceptarlo. Para eso puede ser útil el pedir a alguien de confianza que nos grabe mientras tenemos una conversación laboral, de esta manera podremos detectar nuestras fallas y trabajar en mejorarlas.
  • Encuentra modelos y toma lo mejor de ellos. No se trata de inventar el hilo negro, por lo que si hay alguien a quien admiras por su propiedad y excelente retórica, trata de observarlo cuidadosamente para tomar los mejores elementos que te harán mejorar diariamente. Si no la gente que conoces no es suficiente recurre a los oradores públicos, existen personas que se dedican profesionalmente a dar conferencias y que, por lo tanto tienen un estilo muy depurado.  Observa cómo modulan su voz, cómo juegan con las entonaciones y las pausas en su discurso, etc. Con un poco de práctica mejorarás mucho.

A fin de cuentas, el saber expresarse de una manea apropiada en el trabajo se trata de comunicar las ideas únicas de cada persona; pero siempre procurando usar la mejor versión de cada uno. Cuando un profesional se expresa de manera inapropiada, en ocasiones la esencia de la expresión pierde peso y la atención se desvía hacia la forma en la que se expresa; es decir que el mensaje se diluye para darle prioridad a algo que en teoría debería de ser secundario.

Al expresarnos apropiadamente estaremos provocando que los demás nos escuchen y que nuestras ideas sean entendidas por todo el que las escuche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s