Las ventajas de contratar jóvenes

En el mercado laboral la experiencia vale muchísimo, sin embargo vale la pena que las empresas no cierren los ojos ante la posibilidad de contratar gente joven que puede traer otra clase de ventajas.

Normalmente las empresas centran su criterio de contratar gente con experiencia en ciertas concepciones preestablecidas que en muchas ocasiones no se ponen a reflexionar. Dos muy comunes suelen ser:

  • Ahorro de recursos. La concepción es que si se contrata a un joven hay que invertir tiempo dinero y esfuerzo en enseñarle la operación del negocio y la dinámica de la industria.
  • El valor de la información. Algunas empresas piensan que si contratan gente experimentada, éstos llegarán con un cúmulo de “información privilegiada” sobre la competencia, sin embargo son pocos los casos que confirman esta teoría.

En cambio algunas empresas apuntan en dirección de los jóvenes que ofrecen otras cualidades, que al ser mezcladas de manera estratégica con miembros de trayectoria pueden lograr excelentes resultados. Algunas de las ventajas que la gente joven puede brindar son:

  • Entusiasmo. Lo que suele faltar de conocimientos sobra en actitud y disposición, por lo que la curva de aprendizaje puede suavizarse.
  • Formación de líderes propios. Al contratar gente recién egresada de la universidad una empresa se da la oportunidad de moldear su propio talento para el futuro. Al ser su primer empleo, la empresa puede inculcarle los hábitos que crea necesarios para ser exitoso.
  • Frescura. Aunque en algunos lugares la iniciativa y la innovación no son del todo bien recibidas, este factor es la clave para mantenerse en la punta de la lanza.
  • Habilidades y conocimientos actualizados. Idealmente un recién egresado acaba de aprender lo último en la industria en la que se va a desenvolver, por lo que puede resultar favorable para una empresa.
  • Costos razonables. Al contratar a un joven recién egresado una empresa podrá disminuir sus costos financieros debido a que una persona con trayectoria amplia y abundante experiencia demandará un salario mucho mayor que un joven.
  • Ausencia de vicios laborales. Mientras que algunos empleados experimentados traen consigo buenas aportaciones para la empresa, otros traen una serie de malos hábitos y rutinas que resultan nocivas para la operación y la productividad de la empresa. Esto está completamente ausente al contratar a un recién egresado, ya que al ser su primera experiencia laboral, carece de estos vicios.
  • Voluntad para sobresalir. La mayoría de los recién egresados tiene un alto espíritu competitivo, además en algunos casos no tienen otras responsabilidades de mucho peso, por lo que pueden dedicar gran parte de su esfuerzo al trabajo, lo que resulta en un desempeño ideal.
  • Capacidad de adaptación. Normalmente los jóvenes muestran una mucho menor resistencia al cambio que los más viejos, por lo que si una empresa atraviesa por una crisis o por un cambio cultural, serán los recién egresados los que absorberán lo nuevo de manera mucho más sencilla.

Con esta serie de potenciales en su haber, los recién egresados se presentan como una opción sumamente viable para las empresas, sobre todo en posiciones que requieren de innovación, dinamismo y constante aprendizaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s