Día de la oficina en casa

Teletrabajo

El pasado viernes 22 de junio se celebró por segundo año consecutivo el Día de la Oficina en casa con el que sus organizadores quisieron promover un modelo de trabajo flexible por considerar que el teletrabajo beneficia la productividad, el medio ambiente y facilita la conciliación de la vida laboral y familiar.

En la página oficial del Día de la Oficina en casa se recuerdan los datos de la consultoría IDC, que afirma que en el 2013 los trabajadores móviles representarán más de la mitad de la fuerza laboral en Europa, una tendencia que se ha visto alimentada en nuestro país por la crisis económica y la imperiosa necesidad de reducir los costes empresariales.

Los organizadores de la jornada defendieron el teletrabajo desde una perspectiva tripe. Empresas, trabajadores y medio ambiente.

FLIXIBL, ECÓLOGICO Y PRODUCTIVO

Las campañas consideran que trabajar desde el hogar fomenta mayor competitividad y productividad, ya que permite reducir los costes ocasionados por los desplazamientos innecesarios y pueden llegar a más clientes al utilizar sistemas digitales.

Para el trabajador, no supone únicamente facilitar una mejor conciliación de la vida laboral y familiar, lo cual aumentaría la motivación, sino que además permite una mayor integración social y laboral, especialmente para los trabajadores discapacitados con problemas de movilidad.

El tercer elemento de ventaja, es su efecto en el medioambiente ya que cada trabajador que ejerce su actividad desde casa puede reducir hasta 83 toneladas de emisiones de CO2 (dióxido de carbono) al año. Al reducir el número de coches en las carreteras se minimizan los atascos en hora punta y se contribuye en menor medida al peligroso efecto invernadero que deriva en el calentamiento global del planeta.

LIBERTAD Y COMODIDAD VS. INSEGURIDAD LABORAL

Pero ¿qué opinan los trabajadores sobre esta tendencia en auge de montarse la oficina dentro de casa?

Para Antonio Martínez, periodista freelance, el teletrabajo no es algo nuevo en absoluto. Lleva “currando desde casa diez años” para varios medios de comunicación y asegura que en el periodismo el teletrabajo supone contar con “una libertad muy interesante, el problema, claro, es la falta de trabajo, cada vez hay menos clientes (periódicos). Buena parte de los trabajadores a distancia son a su vez autónomos algo que, asegura Martínez, también tiene sus puntos débiles y a final de cuentas termina saliendo caro, es decir, un “ahorro a medias”.

“Con el teletrabajo tú te creas tus horarios, tú te planificas el día, eres más libre, aunque a cambio dejas de tener cierta seguridad como el derecho al paro, un contrato más o menos estable, en resumen, la precariedad laboral que lleva implícito el trabajo de autónomo”.

“Una ventaja para el tiempo familiar”

Una situación similar vive Ángel Poblete, maquetador freelance pluriempleado y padre de dos niños de tres y cinco años. La empresa en la que trabajaba cerró sus oficinas por la crisis  y toda la plantilla pasó a ser autónoma y a trabajar desde casa online.

Este profesional de 35 años cuestiona la mayor productividad del teletrabajo: “Para mí es mejor estar en una oficina, te concentras más, eres más productivo teniendo que preocuparte solo de hacer tu trabajo, además es mucho más llevadero hacer tu trabajo con gente alrededor que hace lo mismo que tú”.

En cuanto a la conciliación, este padre asegura que el teletrabajo “es una ventaja para el tiempo familiar” porque “pasas mucho más tiempo con ellos”, sin embargo “trabajando con niños en casa a veces tienes que prestarles más atención e interrumpir tu trabajo, por lo que tu horario cambia, y en vez de hacer cinco horas seguidas tardas más en terminar el trabajo por un motivo u otro”, explica.

En el apartado de desventajas, Poblete asegura que el empleo a distancia debilita el trabajo en equipo y aísla, porque a diario “sociabilizas menos con otras personas fuera de tu círculo familiar”. Además “pasas menos tiempo fuera de casa” y el ahorro no es tan grande como lo pintan ya que, “gastas más en luz , teléfono, calefacción, seguridad social, IRPF, en general, todo lo malo que conlleva ser autónomo”, asevera.

“En solitario, sin distracciones ajenas”

Jorge Serna es ingeniero aeronáutico y trabaja en una compañía tecnológica en Madrid. Su empresa le permite actualmente trabajar sólo un día a la semana desde casa, pero no ve el momento de promocionar para lograr que esa jornada laboral desde su hogar se convierta en tres días semanales: “una posibilidad que ofrecen a los empleados a partir de cierto nivel profesional”, explica.

“Ahorraría en tiempo y especialmente en dinero, tanto por el transporte como por la comida”. Este joven alicantino de 30 años emplea entre 80 y 100 euros al mes y siete horas a la semana en desplazarse desde su piso en Nuevos Ministerios hasta su puesto de trabajo en Tres Cantos.

Serna asegura que la mayor o menor motivación al trabajar desde casa “depende del empleado y de sus circunstancias”, sin embargo, personalmente asegura que para él sería “más cómodo”.

Primero porque “mi ordenador, en casa, es mucho mejor que el que tengo en la oficina” y segundo porque “la mayor parte del tiempo trabajo más concentrado  en solitario, sin distracciones ajenas“.

Aunque admite que “si tuviera que hacerlo cada día probablemente terminaría echando en falta el contacto con el resto de los compañeros”.

PÁGINA OFICIAL – DIA DE LA OFICINA EN CASA: http://www.eldiadelaoficinaencasa.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s