El trabajo no remunerado

¿Cuánto vale el trabajo que nuestras madres hicieron para atendernos o el que ahora hacen las abuelas con nuestros hijos?Los hogares producen servicios como cualquier otro sector de la economía y las personas que los prestan son muy importantes.

Las estimaciones dicen que en 2050 la demanda de cuidados habrá aumentado un 50%. ¿Podremos sostener entonces la situación? Es una de las preguntas que intenta resolver el estudio teniendo en cuenta que el porcentaje de niños está reduciéndose y no hay un mercado desarrollado de servicios asequibles para mayores.

¿Cuál sería la solución? Según los estudios, no pasa por una retribución económica sino por un reparto más equitativo de las cargas, actualmente, el 80% de los cuidadores de dependientes son mujeres y, en su mayoría, mayores de 45 años, lo que requiere mucho tiempo y pedagogía.

“Cuidar tiene que ser como los impuestos, dice María Ángeles Durán: una carga social que hay que redistribuir en torno a dos elementos: género y edad”. La palabra clave es el tiempo, que aunque muchas lo estiren, tiene un límite. “Es el recurso más inflexible que tenemos. El dinero me lo pueden prestar, y devolverlo más adelante, lo puedo generar. Pero el tiempo que regalo no lo recuperaré jamás”. Y aún así, madres, hijas, abuelos y demás familia están dispuestos a darnos el suyo con el único objetivo de hacernos la vida más fácil. Unos auténticos trabajadores de la generosidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s