Estrés informático

Llegas a la oficina, te sientas, prendes la computadora, abres tu correo y en tu bandeja hay miles de pendientes que te hacen dar infinidad de clicks al Mouse, abrir pestañas en el navegador, teclear todo el abecedario varias veces y mirar la pantalla por largas horas.

Si a esto le agregas que el Internet tiene algún problema de velocidad, te aparecen ventanas emergentes y los programas tardan una eternidad en abrir o en cargar,  tu mente comienza a entrar en un estado de burnout, ansiedad, nervios y preocupación, es decir, a un estado de estrés informático.

Finalmente, sales del trabajo, llegas a casa y sientes cierto alivio de poder descansar, pero ¿qué pasa con todas las emociones por las que pasaste?

El estrés informático no sólo tiene consecuencias emocionales, como las ya mencionadas que tal vez puedas olvidar el resto de la tarde o el fin de semana, también repercute de manera fisiológica y psicológica.

Tu cuerpo transforma la ansiedad, los nervios y la preocupación en enfermedades crónicas, esta transformación puede clasificarse en tres etapas:

1. La alarma. El cuerpo reconoce el estrés y se prepara para la acción. Las glándulas endocrinas liberan hormonas que aumentan los latidos del corazón, el ritmo respiratorio y elevan el nivel de azúcar en la sangre.

2. La resistencia. El cuerpo repara cualquier daño causado por la reacción de alarma, pero si el estrés continúa, el cuerpo permanece alerta y no puede reparar los daños.

3. El agotamiento. Debido a que no existió resistencia al estrés se agotan las reservas de energía del cuerpo.

Cuando has pasado por las tres etapas, la falta de energía y el constante esfuerzo de tu cuerpo por anular el estrés debido al bombardeo informático, ocasionan que las enfermedades aparezcan.

La mente es estimulada por altas y bajas descargas de emoción que ocasionan que el cerebro reaccione y provoque enfermedades psicológicas como la depresión, la ansiedad, y los estados de shock, así como neurosis, hipocondría, bipolaridad, adicción y en ocasiones extremas paranoia y delirios.

Las enfermedades fisiológicas generalmente van de la mano con las psicológicas, ya que la mente repercute constantemente en el cuerpo. Los padecimientos pueden ser desde ulceras estomacales, gastritis, dispepsia (digestión lenta), colitis, diarrea, insomnio, urticaria, y tensión muscular, hasta enfermedades más graves como la artritis, la hipertensión, el asma y el cáncer, e incluso puede ocurrir un infarto o un paro respiratorio.

Las enfermedades psicológicas y fisiológicas impiden una estabilidad en las relaciones personales, sociales o familiares, lo cual provoca que el malestar aumente.

En la actualidad difícilmente puedes dejar de trabajar utilizando la computadora y las herramientas tecnológicas, pero sí puedes tomar algunas precauciones para evitar que te invada el estado de estrés informático.

Busca pequeños distractores y date el tiempo para utilizarlos. Puedes leer algún libro unos cuantos minutos, salir de la oficina y comer algo brevemente, platicar sobre otra cosa que no sea trabajo con tus compañeros o escuchar música relajante o tranquila mientras realizas tus actividades.

Otra opción puede ser eliminar las herramientas tecnológicas que no son parte de tu trabajo: celulares, videojuegos, cámaras, etc. Quita el volumen de la computadora y colócale un protector visual o disminuye el brillo de la pantalla.

También tener una buena alimentación e incluir en tus actividades el ejercicio ayuda a que tus defensas estén estables.

Por último, dale a tu empleo la importancia necesaria y no te adjudiques responsabilidades o culpas, que las fallas tecnológicas o la lentitud de las mismas sólo afecten el tiempo y no tu salud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s