No habrá paz para los parados

He visto este articulo y me ha gustado y quiero compartirlo con todos vosotros.

Discurso de agradecimiento de un parado al que le han tocado la Goya con la reforma laboral (basado en las películas ganadoras de los Premios del cine español).

Estimados señores del gobierno, no me cuenten películas. No me digan que no habrá paz para los malvados cuando cada día siento en la piel que habito que la realidad es que no habrá paz para los parados. No habrá pan ni paz ni para los parados, ni tampoco para los precarios con esta reforma laboral con la que vagamos sin destino más allá de la cola del paro o de la precariedad. En este país no puedes descansar ni mientras duermesporque cuando te levantas, te han levantado los derechos laborales y te los han dejado más desnudos que Eva, la primera mujer, y a ti más en pelotas que Adán y convertido en el primer hombre en la cola del paro.

Mientras ustedes organizan un congreso que parece una gala de los Goya para darse premios y palmaditas en la espalda por los buenos guiones que les escribe la patronal y la banca, nos han clavado una reforma en la goya que duele como una blackthorn, una espina negra. Y encima tenemos que aguantar que sea el director de esta película el que se ponga la corona de espinas de sufridor para decirnos con palabras bíblicas que es una reforma “justa y necesaria”. Será justa y necesaria en Katmandú que es donde vamos a tener que marcharnos porque si nos quedamos aquí nos saldrán arrugas esperando un contrato en condiciones. Ustedes no quieren dar trabajo, ustedes quieren hacerle un lifting a las cifras del paro como si nosotros fuéramos Elena Anaya y ustedes un cirujano loco que quieren moldear el país a imagen de lo que quieren grandes empresas y bancos, Francia y Alemania, Nicolás y Angela. Ustedes quieren ponernos cara de griegos.
Pues sepan ustedes que la voz dormida hace tiempo que despertó y ayer volvió a salir a la calle para recordarles cuáles son nuestros derechos porque nosotros no tenemos Alzheimer como ustedes y nosotros estamos dispuestos a que nos salgan arrugas gritando.

Puede que la piel que habito sea la única casa que ahora tengo, puede que me levante cada mañana y camine sin destino, puede que me estén saliendo arrugas de fruncir el ceño y a veces olvide que una vez tuve trabajo, puede que haya tenido la voz dormida y me haya cerrado los ojos para no ver porque eres más feliz mientras duermes, pero a pesar de todo eso, le hago una advertencia: no habrá paz social para los malvados.

Frente a esta realidad envenenada, no hay mejor antídoto que canciones como este “Veneno en la piel”, de Radio Futura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s