Ocho horas para trabajar, ocho para dormir y ocho para ocio

El carpintero neozelandés, Samuel Parnell (1810-1890), reflexionó sobre la calidad de vida y dijo: “los hombres tienen ocho horas para trabajar, ocho horas para dormir y ocho horas que deben ser para su recreación y para ellos mismos”. Posteriormente, se sucedieron una serie de luchas de los obreros para que se produjera una reducción de las horas de trabajo.

Los socialistas utópicos durante muchos años han reivindicado la vida de las ocho horas. Proponían la felicidad diaria de 24 horas aplicando la regla de los tres ochos: ocho horas para trabajar, ocho horas para la familia y el ocio, y ocho horas para dormir. Esos soñadores sociales tenían una propuesta rica en valores humanos, ¿por qué no hacerles caso?

Y a conseguir que esta regla se cumpla se dedica también Ignacio Buqueras, Presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles y su Normalización con los de los demás países de la Unión Europea, ARHOE, quien asegura que puestos a priorizar, el orden lógico debería ser primero lo personal, después lo familiar y en último lugar lo laboral. No obstante, Buqueras asegura que ésto no iría en detrimento de la eficacia en el trabajo: “Si adaptamos los horarios de trabajo a nuestras vidas, la productividad en las empresas no ha de bajar, y como prueba tenemos al resto de países europeos”.

Malestar y estrés en la sociedad

La gran mayoría de los españoles dependemos de un sueldo que sólo lo proporciona un trabajo. Por ello, es imprescindible, pero también lo es el descanso y el tiempo de ocio. La regla del 8 es la que deberíamos aplicar todos para sentirnos bien en la medida de lo posible.

Se observa una sensación de malestar en los profesionales en edad media y jóvenes. Asumen responsabilidades a veces muy serias en la empresa privada o en la vida pública. No les resulta fácil ser competentes y exitosos, como les exige la sociedad. Para no verse superados, suelen asumir una carga horaria excesiva. Esos trabajos no les dejan tiempo para vivir los demás aspectos de su vida personal, familiar y social, con la consiguiente frustración.

Exigencias adicionales

Aparte del trabajo y las ocho horas de sueño necesarias para rendir en él, hay muchas personas que necesitan seguir formándose debido a nuevas exigencias y la evolución de la sociedad. Aprender idiomas, cursos de informática, entre otros aspectos, son requerimientos de las empresas en caso de que no queramos quedarnos obsoletos en la empresa, debido a la posible repercusión llamada despido. Otros necesitan el gimnasio para quitar el estrés que les produce el trabajo.

Por lo general, los españoles le dan demasiada importancia al trabajo, y es importante, pero no todo tiene que girar en torno a él. Los trabajadores llegan a la casa demasiado tarde y agotados. Se lamentan por no poder pasar más tiempo con sus hijos y con la pareja. Y se dan cuenta de que no tienen la suficiente intimidad y confianza con la familia debido a la falta de tiempo. Al final, los hijos viven con la ausencia de padres con terribles consecuencias para su futuro.

Aprender a racionalizar el tiempo

Somos hijos de nuestro tiempo. Y por eso, es de vital importancia su racionamiento. España es el país europeo donde menos racionalizamos el tiempo de trabajo y donde los horarios son más largos. Ésto, lejos de hacernos más productivos y de levantar el país, lo hunde. Es decir, trabajamos más horas y somos menos productivos. Por ello, aplicar la regla de los tres ochos sería muy beneficioso para la salud y como inversión para el futuro.

Anuncios

Una respuesta a “Ocho horas para trabajar, ocho para dormir y ocho para ocio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s