Pasa de problemas a oportunidades

1a

Cuando tengas un problema no lo veas como tal, sino como una prueba que hay que superar y que lleva consigo una oportunidad de aprendizaje y mejora.

Por muy difícil que sea el problema, seguro que puedes acabar viéndolo como una oportunidad.

Por ejemplo:

Te han echado del trabajo. Si a primera vista puede parecer un problema, y de los grandes, pero…¡también es una oportunidad! ¿Cuál? Pues la oportunidad de encontrar otro empleo, de cambiar de jefe, de dejar de hacer aquella tarea que no te gustaba nada, de encontrar nuevos compañeros, de modificar la rutina, de mejorar horarios…

Para que este problema pase a ser considerado una oportunidad hay que sacar a colocar esas frases típicas que usamos cuando queremos expresar lo que “no podemos” hacer.

Seguramente siempre utilizáis la frase de “Si, pero…” no os preocupéis yo también la uso. También otra frase que solemos decir cuando te preguntan si has empezado a buscar trabajo  y respondes “Si, pero todavía no he tenido suerte”.

Pues bien, hay que intentar decir “Si y…” Parece algo trivial, pero la actitud se vuelve  otra simplemente con que la frase cambie un poco. Imaginemos ahora que te preguntan si has empezado a buscar trabajo y tú respondes “Si, y todavía no he tenido suerte”. ¿A qué suena distinto? Intenta decirlo así y de repente, serás mucho más positivo/a. ¡Y lo mejor de todo! Es que no será de cara la galería, sino que tú mismo te lo creerás.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s