La vida se compone de Derechos para el político y obligaciones para el pueblo

Vivimos en un país en el que robar es legal y barato. Eso sí, solo se puede robar si cumples dos requisitos: robar una cantidad de dinero que es público y que supere las seis cifras como mínimo y como no pertenecer a la alta sociedad española (ser político, presidente, yerno del Rey, por ejemplo). Sin embargo, si no has tenido la suerte de nacer en uno de esos círculos que acabo de nombrar, no solo tienes que aguantarte, sino que además tan poco tendrás la posibilidad de acceder al dinero público legalmente. Si alguna vez a alguien se le pasara por la cabeza estudiar en una universidad española algo cada vez más difícil porque parece que  no quieren  tener un pueblo sabio debe tener muy claro que probamente no recibirás las becas o ayudas que te correspondan.

Pero, si a pesar de esta advertencia, alguien sigue intentando para obtener ese dinero y poder estudiar o hacer lo que necesite con esa ayuda, más te vale ir familiarizándote con las siguientes palabras: “El conjunto de elementos patrimoniales supera los umbrales patrimoniales establecidos  en las bases de la convocatoria”. Esa una de las posibles respuestas que recibirás para justificar por qué no le han concedido la ayuda o beca.

Eso sí, cada año hay que pagar los impuestos, ya que en caso contrario te embargan las pocas propiedades que tengas. Y mientras estudiantes sin becas, jóvenes sin ayudas para poder moverte aunque sea con transporte público o cualquier otra ayuda que soliciten. Y mientras los políticos con dinero público en los bolsillos.

Ya esta bien de que ciertos políticos que todos ya sabemos tengan derechos y obligaciones ninguna. Y que el pueblo, que es quien levanta el país cada día o cada noche solo tengan obligaciones de pagar, obligaciones de contribuir, obligaciones, obligaciones y obligaciones y en cambio DERECHOS ninguno. Y sé les quite de todo.

No hay derecho tan poco que suban el ticket o pase  de metro Bilbao, sabiendo la cantidad de jóvenes y no tan jóvenes que no tienen un empleo y que ya no puedan ni moverse para salir de casa. Y que haya tantos desempleados y tantos beneficios para la empresa.

El pueblo que se fastidie, pero los empresarios que triunfen a base de beneficios y sudor del trabajador.

Ya no llevo la cuenta de cuanto tiempo llevamos de crisis. Para mi la crisis empezó en el 2009 cuando salí de estudiar y no había empleo.

NO HAY DERECHO SOLO OBLIGACIONES.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s