TEN A TUS COLABORADORES DE TU PARTE

Una vez, un niño pequeño, empezó a discutir con otros niños mayores que él. Creyeron que estaba loco cuando marcó una línea en el suelo y los retó a que la cruzaran. Cuando lo hicieron, el niño simplemente sonrió y les dijo: “Ahora estáis de mi lado“.
Si puedes lograr que tus colaboradores estén “de tu lado”, estarán dispuestos a trabajar con más entusiasmo para ti. Dedicarán menos tiempo y energías en discutir y en arreglar problemas. De esa manera todos os podréis concentrar en conseguir mejores objetivos.

tenerlos de nuestra parte

 

La mejor forma de lograr que todos están de tu lado es evidenciando que tú estás del lado de ellos. Los mandos con experiencia se esfuerzan en pensar en las necesidades y deseos de sus trabajadores tanto como en las suyas propias. Cuando esos mandos toman cualquier medida que afecta a su equipo, la consideran desde el punto de vista de sus trabajadores

Es mucho más probable que los mandos que tienen en cuenta a sus trabajadores al realizar cambios (nuevos horarios o nuevos procedimientos) encuentren soluciones que satisfagan tanto a ellos como a la gente que trabaja para ellos. Eso significa menores roces.

 

ten en cuenta a los que estan contigo

Cruzar la línea no significa ceder en todo, es decir, hacer lo que los trabajadores quieren aunque la empresa salga perdiendo. De vez en cuando tendrá que hacer las cosas a su manera a pesar de las objeciones, especialmente si usted sabe que es el camino correcto.
Sin embargo, todas las decisiones deben ser consideradas desde el punto de vista de todas las personas afectadas. Los mandos que siempre insisten en que los trabajadores hagan lo que ellos quieren, a pesar de las objeciones razonables, crean un resentimiento que durará mucho más que la simple discusión.

El cruzar la línea funciona en ambas direcciones. Si tratas de ver las cosas desde el punto de vista de tus trabajadores, es probable que ellos también se preocupen más por el punto de vista y los objetivos que tienes tú.
A algunos mandos les cuesta mucho trabajo cruzar la línea, pero el obstáculo está sólo en sus mentes. una vez que te propongas comprender las preocupaciones e ilusiones de las personas que están contigo, es fácil satisfacerlas.
La próxima vez que te enfrentes a un problema que afecta a la gente que trabaja contigo, recuerda que la mejor solución es la que todos los afectados consideran como la más justa. No es probable que encuentres esa solución a no ser que estés dispuesto a cruzar la línea… y tener en cuenta los sentimientos de los que están al otro lado, es decir, teniendo empatía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s