El Tetris en tu vida.

image

 

 

Hace casi 30 años apareció un videojuego al que, el que más y el que menos, le hemos dedicado unas horitas: EL TETRIS.

El juego es muy sencillo, la pantalla es un rectángulo en el que van cayendo figuras geométricas de una en una, cada vez más rápido. El objetivo es formar líneas horizontales encajando las figuras que, arbitrariamente, el videojuego te va lanzando. Cuando consigues formar la línea, ésta, desaparece; Permitiendo, de este modo, que en la pantalla quepan nuevas figuras.

Curioso el fin del juego, ¿Verdad? Caen figuras, se va complicando y, cuando consigues el objetivo, desaparece. Otra vez a empezar, pero con más espacio para conseguir la siguiente línea.

Pues bien, el TETRIS y tu vida tienen una gran semejanza, te explico:

La pantalla es tu día a día. Continuamente nos caen, a veces nos tiran, figuras que nos colapsan la pantalla. Inconvenientes, problemas que no nos permiten ver la vida con claridad. Pero también nos lanzan soluciones, salvavidas, escalones donde apoyarnos para superar estas dificultades.

La clave de cómo encajar las figuras es tu actitud, como eliges responder ante las circunstancias, ante el cambio. Si te resistes al problema y lo obvias, le estarás dando más poder del que tiene.  Esto quiere decir que no hay que resignarse, simplemente acéptalo.

Aceptar que te están cayendo figuritas de muy diversas formas y aprovéchalas.

Una vez que lo has aceptado es la hora de separar una palabra muy común en nuestro tiempo, pasa del “me preocupo” al “me ocupo”. Para ello lo mejor es empezar a colocar figuras, comprométete a la consecución de tu objetivo, la línea horizontal. Este compromiso si se basa en mero deseo, no sirve para nada; Conciénciate de que vas a hacer lo que haya que hacer para formar la línea. La línea puede ser, encontrar trabajo, aprobar un examen, sacarte algún título oficinal de idiomas…

Es el momento de diferenciar nuestra vida del TETRIS. Como hemos comentado, cuando en el juego se consigue la línea horizontal, desaparece. Tanto trabajo para nada, no volvemos a saber más de ella. No caigas en este grave error.

Nunca te olvides de lo que tienes, de lo que has conseguido, agradece. No pierdas la perspectiva de lo que constituye tus éxitos y fortalezas. Los problemas superados son los mejores maestros de la vida. Si tienes unos estudios, y de momento no has encontrado trabajo relacionado con lo tuyo recuerda el TETRIS.

De este modo, si agradeces y valoras lo que has conseguido, llegarás a creer más en ti. Te darás cuenta de que has conseguido mucho más de lo que creías. Has formando muchísimas líneas que en su día veías como el “GAME OVER” de tu vida.

En definitiva, pasa a la acción, enfréntate a las figuritas. El simple pensamiento positivo no sirve para nada, comprométete y confía en ti. No olvides que la vida te dará lo que le pidas, pero pasa de la decisión a la actuación. Como dijo Henry Ford:

“Tanto si usted cree que puede hacerlo, como si no, usted lleva razón”.

Anuncios

Una respuesta a “El Tetris en tu vida.

  1. Muy buen artículo! La técnica del Juego del Tetris la he llegado a usar en algunas terapias, y cuando se le coge un poco el truco, es muy eficaz y divertida. Pronto subiré un post sobre el pensamiento positivo a la hora de actuar ante esas “figuritas”. Me ha gustado

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s