Que aprender de los peores jefes

Qué aprender de los peores jefes

Lo primero que debes aprender es cómo aguantar a un jefe que te hace la vida imposible o que es tóxico para ti.

Deberías saber que a corto plazo un mando tóxico te lleva a salir fortaleciendo de una situación complicada.

Cuando hayas aprendido a sobrevivir podrás encontrar otros alicientes en la relación diaria con ese superior. Y descubrirás algunas lecciones que te servirán para un futuro y harán un poco más levadera esa pequeña condena profesional.

Una enseñanza que te divertirá pensar al menos una vez al día es que no resulta tan difícil llegar a ser jefe y además de la peor clase. Pero que no quepa duda, que se aprende más de una mal mando que de uno bueno. Y lo que se suele aprender, y que parece obvio, es lo que no debes hacer si algún día llegas a ser jefe. Cabe la posibilidad de que en un futuro repitas comportamientos que odiabas en tu jefe.

RESIGNACIÓN. ¿POR QUÉ AGUANTAS?

La situación laboral en la que te encuentras es mucho mejor que las alternativas que hay fuera. Si resulta que es imposible cambiar a tu jefe eres tú el que debe probar a cambiar. Y un mando tóxico puede llevarte a replantear tu vida. Y te invita a descubrir tus fortalezas y debilidades.

También puedes aprender a cuidar tú autoestima. Ante un superior nefasto que intenta destruirla,  has de saber que vales más que tu jefe.

Muchos de estos superiores tienen gran capacidad para influir. Saben vender ideas, aunque no son éticos y suelen rodearse de gente que no les lleva la contraria.

CREATIVIDAD.

Cuando se tiene un mal jefe, normalmente las personas dependen de él y tienen que aprender a buscarse la vida por ellas mismas o por ellos mismos. Un mal jefe te vuelve creativo, ya que te lo pondrá más difícil.

Lo malo de los jefes, suele caracterizarse no sólo por ponerse medallas que corresponden a otros, sino por buscar culpables en su equipo cuando algo sale mal. Para ello es recomendable que tengas “las pruebas de no-delito” y de poder usarlas para garantizar la “inocencia” en caso de que sea necesario.

PACIENCIA.

La paciencia para tolerar con tu jefe es algo que te servirá fuera y dentro del trabajo. Con tu pareja, con tus amigos o con tu familia.

BLANCO O NEGRO.

Gestionar ámbitos que no sean blanco o negro te pondrá a disposición de aprender más y no rechazar aquello que no coincide con tus criterios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s