hormigas…a “ vender”

No todo la gente está en el paro, y hay quien por suerte tiene trabajo. Y observando a la gente que trabaja he llegado a la conclusión que no siempre es bueno ser eficiente. O por lo menos, no es “suficiente” con eso.

Toda la vida he pensado que sí, que el tiempo “me daría la razón” pero me he dado cuenta de que no es así.  Se podría llamar “el desencanto profesional”.

¿Y por qué digo esto?

Verás, a mi alrededor conozco personas muy eficientes. Personas con gran capacidad a la hora de resolver problemas, de llevar muchas tareas a la vez, responder rápidamente los clientes internos, motivar a equipos…¿Y de qué sirve eso? Pues nada. Eso no garantiza el éxito profesional.

Sin embargo hay otras personas. Y sinceramente, no sabría decir si son no efectivas, no sé si son capaces de llevar mas de una tarea a la vez, o si saben como resolver problemas. Pero me temo que no es así.

Pero lo que sí que sé es que son auténticos “vendedores de su profesión”. Son personas que “siempre tienen muchísimo trabajo” “ madre mía, no he podido terminar esto porque …” “ah, sí me has llamado, perdona, no he podido coger el teléfono porque…estoy muy liado”. Y esos son los triunfadores. Y así se posicionan también delante de sus jefes. Y, lo peor, sus jefes se los creen y hasta se hacen la pelota.

Y, cuando el jefe se jubila…¿a quién ponen en su sitio? A la hormiguita trabajadora, silenciosa, resolutiva, motivadora, …¿o al “vendedor de su profesión?

Seguramente algo me dice que ya sabes la respuesta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s