Las desesperación nos ciega.

A veces tenemos tantas ganas de encontrar trabajo y de llegar a tener una vida mejor que la desesperación nos ciega a veces a no leer los carteles de empleo y de no observar.

Hace poco me ha llegado un mensaje con una imagen que la empresa A buscaban comerciales. Ya de entrada no me ha interesado demasiado. Yo quiero trabajar pero no con contratos mercantiles y  ser autónoma. En cambio un amigo me contaba que el si iba a echar curriculum.

El caso es que después me he dado cuenta, que el email que aparecía en el anuncio no era de la empresa A sino una simple distribuidora llamémosla empresa B.

En internet podemos encontrar de todo, y como buena desempleada que soy me he puesto a investigar un poco por Internet buscando la empresa B. Y lo que me temía,el anuncio es para Telemarketing o venta directa.

Y le he comentado a mi amigo “ten cuidado, porque no es una oferta de empleo de la empresa A sino que es una empresa B que funciona como distribuidora y se encarga del tema comercial y el empleo será seguramente para vender algo. Si quieres echa curriculum y mira por ti mismo de que puede tratarse la oferta”.

Como nos pasa a todos los desempleados, llegamos a un punto que aceptamos todo tipo de trabajos da igual el salario y el horario. El caso es tener un trabajo y poder decir al mundo que tenemos trabajo.

Hemos intercambiado opiniones, y los dos hemos llegado a la conclusión de que ser comercial no es lo nuestro. Pero la verdad, es que yo he estado de promotora y casi es lo mismo. Pero hay que saber y conocer la oferta, y enterarse bien. En ocasiones nos “venden” ofertas de empleo como promotores o promotoras y a veces las funciones son más de comerciales. Esto a veces da lugar un poco a la confusión. Por eso recomiendo que cuando decidas echar curriculum o apuntarte a alguna oferta conozcas bien que empresa es y las condiciones.

El problema es cuando no viene la empresa  vas un poco “ a piscina vacía”. Entonces ahí ya no puedes hacer nada. Más que escuchar en la entrevista y observar cualquier gesto.

De hecho es curioso, pero en una entrevista, supe que iba a ser descartada porque la entrevistadora hizo un gesto con la cara y el ojo, muy peculiar. Y eso me hizo ver que aunque poniéndonos en un supuesto caso de que el empleo aquel, después de salir de la entrevista, me hubiese interesado yo ya sabía con antelación que estaba descartada. Además me sentí incomoda durante la entrevista, tal vez su forma de mirar me hizo sentir intimidada.

Y la imagen que me dio al cabo de unos días no fue buena. Me comentaron que me llamarían tanto si, como si no estaría seleccionada. Y como no, pues no cumplieron con su palabra.

El caso es que me comentaron que iban a pagarme autónomos y cuando pasó unos días pensé, si me mienten o no cumplen con su palabra de que me llamaran tanto si soy seleccionada como si no, como voy a creer en la palabra de ellos y saber que me van a pagar autónomos como es debido. Lo que no te cuentan es que el primer día te vas a tener que pagar autónomos y eso yo lo desconocía. Hasta que un amigo me lo dijo.

Con esto quiero decir que ojito con las ofertas de empleo. Parece que ahora hay mas variedad de ofertas pero no se conoce el contenido y muchas veces cuando llegas a la entrevista te quedas con cara de tonto o de tonta. ¡¡¡Siempre investigad!!! ¡¡¡Ese es mi consejo!!!

Os dejo este video que creo que hace pensar, si eres observador/a o no. Durante el video se realizarán cambios. ¡¡¡Fíjate bien!!

Anuncios

2 Respuestas a “Las desesperación nos ciega.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s