Una vez, siendo pequeño, fuiste mas grande que nunca

 

movil octubre 2014 497

 

Hubo una vez, que fuiste pequeño o pequeña. Y entonces los límites a la vida, los ponías tu.

Tu curiosidad, imaginación, avanzando paso a paso. Cuando eras pequeño o pequeña no importaba caerse sino levantarse. Te permitas el lujo de perder la esperanza, y a  los pocos minutos volvías a intentarlo.

Y es que a veces se nos olvida, que lo mejor de ti se lo debes al niño que llevas dentro.

Al ingenuo que todavía cree que puede empujarte hacia las metas. Al cabezota que conoce sus deseos y al que algunas instantes dejas salir tu locura, o sin embargo lucidez, que dejas entrar para que haga alguna de las suyas.

Por eso  haz caso al niño que llevas dentro y sigue “perdiéndote” Y recuerda que  cuando eras niño o niña aprendiste a reír antes que hablar fuera diferente que ahora que hablas y ríes menos.

Vuelve a ser niño o niña al menos una vez al mes. Date el capricho. ¿Cuándo te divertiste más, siendo niño/a o siendo adulto? Crea, imagina, salta, corre, lee, pinta, escucha música, busca, encuentra, saborea ¡Sonríe!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s