No hacer nada es hacer algo

Dos amigos están sentados en una toalla en la playa.

Juan: ¿Debemos hacer algo?

Mateo: No, solo estar sentados, no hay prisa pues no hay nada que hacer, no hay lugar a donde ir. Nos vamos a quedar durante varias horas en esta posición.

Juan: ¿Pero podríamos aprovechar el tiempo en ir al cine, o publicar algo interesante.

Mateo: No toda la vida se tiene que hablar de algo interesante, ni toda la vida se tiene que hacer algo divertido. Parte del trabajo de hoy es estar sin hacer nada. Debemos cambiar de rutina, todo el tiempo hacemos algo, ahora toca dejar de hacer.

Juan decide hacer caso a su amigo y se queda ahí sin hacer nada. Al principio el tiempo se hace largo pero después ya no sabe si han pasado dos horas o diez minutos y se da cuenta, de que en realidad no han perdido el tiempo. Sino que han ganado tiempo.

Las cosas se aclaran y descubre que se siente mejor, con mas confianza y mas alegría. Mas tarde empiezan hacer una actividad siente más alegría. Se siente más extrovertido y pone mas atención a las cosas que le rodean:

Moraleja:

Cada vez que no tengas nada que hacer, no hagas nada. Descubrirás que después de un par de horas aparecerán tareas. No hacer nada es hacer algo.

Siempre hay cosas para hacer sin embargo no todo el tiempo tenemos que estar haciendo algo.

Las preocupaciones se desvanecen dejando de hacer. Eso es porque el estar preocupado es estar haciendo algo.

hacer-sin-hacer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s