Bienvenid@s


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Bienvenido al paro.

Elige tu futuro. Elige una  carrera o un Grado Superior. Aprueba los exámenes y pasado unos años tendrás tú título. Conoce a dos profesores buenos de verdad. Conoce a dos mil profesores ineptos. Haz prácticas. Estudia Idiomas. Vive en el extranjero. Amplia tu educación con un postgrado. Continúa con un máster. Y después de hacer todo eso llega el momento de ponerte a trabajar. Mira la bolsa de trabajo de la Universidad o del Grado Superior. Acércate al INEM (que por cierto ahora se llama LANBIDE).  Encadena trabajo precario y mal remunerado. Pregúntate si algún día existirá relación entre lo que haces y lo que has estudiado (la respuesta es: abandona toda esperanza) Cumple 28 años. (Dos menos para los 30, es decir, la edad a la que nunca pensabas llegar sin tener una mínima noción de qué haces en este mundo). Mira de cerca el abismo generacional.

Bienvenido al paro.

Ahora, las estadísticas. Compra un periódico. (Bueno, no hace falta. Sirve uno gratuito). España dobla la tasa de paro de la UE (esto no es una novedad) No importa el tramo de edad; en todos estaremos en cabeza. Si tienes entre 25 y 35 años te llevas la palma. Tienes la suerte de vivir en el País de Europa donde menos valor supone el título universitario.  También, gracias a sucesivas reformas de trabajo, te encontrarás con el mayor porcentaje de precariedad laboral.

Bienvenido al paro.

Ahora leerás las definiciones de sociólogos. Te llamarán mileurista (y pensarás: ¿cuándo he ganado yo mil euros?) Te llamarán generación perdida. Te llamarán ni-ni (ni estudia ni trabaja, a pesar de haber pasado años estudiando y más puestos de trabajo que ninguna generación. Te llamarán generación estafada lo que sugiere que alguien te ha tomado por tonto, y, posiblemente, tenga razón. Algo es algo: si nadie te llama para ofrecerte trabajo, queda el consuelo  de que sociólogos y periodistas te llamen de mil formas.

Cuando cierras el periódico, te preguntarás qué hacer con el resto de las horas. Entonces, cuando hayas tocado fondo, abrirás un blog. Puede ser esto. Puede ser otro.

Bienvenido al paro siempre te quedará mi blog

 
Desde mi página de Bienvenida, quiero agradecer a mis seguidores/as.  
 
Muchas gracias por visitar mi Blog.